Tema cerrado

El gran viaje
#1

" El ambiente es tenso, la atmósfera está cargada con sentimientos encontrados, el aire que se respira parece estar plagado de las dudas y miedos de los allí reunidos. Los familiares y amigos muestran su dolor por la inexorable partida de aquel que había compartido tantos momentos dichosos con ellos.
Nadie sabe qué decir, los sentimientos por la marcha del ser querido están teñidos por el miedo al olvido. Nadie quiere interferir. Sólo sus miradas expresan las emociones que están viviendo en esos instantes. El capta todas esas energías que tienen la doble virtud de empujarle hacia adelante, a emprender su viaje por un lado y a retenerle junto a sus seres queridos. Todos son conscientes de que cuando traspase el umbral estará en la otra vida. Todos saben lo que eso significa y por eso sus deseos son que el trance no sea doloroso.  Aunque llevan tiempo preparándose para la separación, llegado el momento se dan cuenta de que es duro ver marchar a alguien.
Su espíritu, de pronto, se hunde en un oscuro túnel al final del cual brilla una intensísima luz. Se siente presionado, como si algo o alguien le empujara,. Un último esfuerzo y finalmente se zambulle en una luminosidad increíble que todo lo invade. La presión desaparece, el túnel, la opresión.., todo queda atrás. ¿Donde está?... ¿Qué ocurrirá ahora?... Se siente extraño en un entorno muy diferente al que estaba acostumbrado hasta ahora.
Tímidamente abre los ojos y mira alrededor y empieza a descubrir a su lado formas, rostros que se le acercan. Siente como le tocan, le acarician con sumo cuidado. Ve como unas caras familiares vienen a recibirle. Todos sonríen y se respira alegría y gozo. No hay duda, han venido a recibirle. El gran viaje ha terminado, ya ha llegado por fin a la otra vida:
UN NIÑO ACABA DE NACER."
#2

Corazón

Corazón
#3

- PARALELISMO ENTRE EL NACER Y EL MORIR -

Las religiones nos han dado, a lo largo de la Historia, toda una serie de referencias acerca de otra vida después de esta existencia, otra vida de tipo espiritual que, dependiendo de cada religión, puede ser eterna o por el contrario un tránsito para volver nuevamente a la vida física, o lo que es lo mismo, a reencarnar. Es en ese tema - de la reencarnación - en donde se refiere la pequeña historia del anterior post. Cuando uno la empieza a leer, da toda la impresión de lo que se relata es que alguien se despide de este mundo, pero al final resulta que es todo lo contrario.., alguien viene para este mundo. Resulta sorprendente el tremendo paralelismo que existe entre los procesos de nacimiento y muerte. Las experiencias en uno y otra son tremendamente parecidas, prácticamente idénticas; da la impresión de que se muere en una vida para nacer en otra. 
Es posible que, antes de que un espíritu se encarne, sufra procesos parecidos a los de alguien que va a morir. Al igual que en "este lado" existe la familia, en el "otro lado" existe un concepto similar; los espíritus se agrupan por familias espirituales. Son grupos que por afinidad, sintonía, vibración, etc. se relacionan vida tras vida. El espíritu desencarnado, al decidir encarnarse en el vientre de una mujer, su madre, también desaparece - o "muere" de ese "otro lado". Esa familia espiritual le despedirán con una cierta pena, puesto que les abandona y tardarán en volverse a encontrar. Cuando se produce el nacimiento y se corta el cordón umbilical, se produce la integración total en el plano físico. El bebé es recibido por el médico o la comadrona que le ayuda a "llegar" bien y también por familiares y amigos que acuden al hospital a darle la bienvenida al mundo.
Se especula mucho acerca del momento en que el espíritu se incorpora al cuerpo físico. ¿Es en el momento de la fecundación?, ¿cuando se está formando en el vientre de la madre?, ¿al nacer?. Hay informaciones que indican que el espíritu se incorpora definitivamente al nuevo ser entre 48 y 72 horas antes del alumbramiento, siendo el final del proceso cuando se corta el cordón umbilical. Parece ser que el espíritu "entra" por primera vez en el nuevo ser cuando han transcurrido tres meses desde la fecundación, es decir, cuando el riesgo de aborto espontáneo ha desaparecido casi totalmente. A partir de ese momento efectúa "visitas" más frecuentes para ir conociendo el cuerpo que le servirá de soporte de su futura vida. Pero no se incorpora definitivamente hasta que existe la seguridad razonable de que ese cuerpo va a nacer. ¿Ocurrirá lo mismo en el nacimiento a la otra vida en el "otro lado"?...
#4

- UN VIAJE DE IDA.., Y DE VUELTA -

Otro de los paralelismos que podemos encontrar entre el nacimiento y la muerte es el relacionado con el momento en que se producen; el nacimiento propiamente dicho ocurre al ser cortado el cordón umbilical. De igual modo, la muerte ocurre cuando se corta el cordón plateado de nuestro cuerpo energético o vital. El cuerpo vital es la fuerza de cohesión que hace que todas y cada una de las células de nuestro cuerpo se comporten armónicamente manifestando la vida. El proceso de separación o ruptura del cuerpo vital, dura entre 48 y 72 horas desde el momento en que se certifica la muere. Curiosamente es el mismo tiempo que tarda el espíritu en incorporarse al cuerpo del recién nacido. Durante ese tiempo, la conciencia física de la persona continúa y se siente espectador de una especie de película en la que contempla su cuerpo físico al que ya no reconoce como propio. Se siente consciente, piensa, ve, oye.., no entiende que sucede a su alrededor. Se da cuenta de que no puede incidir en el mundo físico, que las cosas suceden sin su intervención, sin que nadie repare en su presencia y eso le desconcierta. 
A partir de ahí vivirá una especie de "sueño", donde la mente creará el escenario y las situaciones. Ese "sueño" o periodo de turbación, será más o menos largo, dependiendo del grado de evolución del fallecido y también de sus creencias. En ese estado se capta el entorno que le ha sido familiar durante su vida, pero las imágenes no son las mismas que se pueden ver con los ojos físicos, sino que corresponden a su proyección energética y, por tanto, son más completas puesto que se perciben en un plano de realidad superior. Poco a poco, el espíritu va entrando en un estado de mayor paz y tranquilidad. Se siente solo, espera y busca a la vez, alguien que explique lo que le está ocurriendo. Y es así como, con sólo desearlo, aparece un compañero, un guía para responder a sus preguntas y aclarar sus dudas. otro paralelismo sorprendente pues de la misma manera que cuando un niño o niña viene a este mundo hay habitualmente un médico o una comadrona para ayudarle a nacer, cuando se "nace" en el "otro lado" hay siempre alguien que te ayuda, generalmente alguien que "conoce" el oficio, un ser luminoso que te ayuda a repasar tu recién finalizada vida en "este lado".
Así, el nacimiento en un plano significaría la desaparición o muerte en el otro. Entonces vienen a recibirle familiares y amigos que habían fallecido antes. Se integra en el mundo energético, entre los espíritus que componen su familia y que le reciben con alegría. Mientras, en "este lado" sus seres queridos lloran su pérdida.
El gran viaje ha terminado allí donde empezó.., pero, ¿será el principio de otro?, ¿de un nuevo viaje?...
Tema cerrado


Posibles temas similares…
Tema / Autor Respuestas Vistas Último mensaje
Último mensaje por LImb
18-05-2022, 21:25 PM

Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)